Reseña: Cada Día de David Levithan

¡Hola, hola y feliz Miércoles!
¿Cómo os está yendo la semana?

Por aquí seguimos a tope con las reseñas y, como era de esperar, ¡os traigo una de nueva!
Hoy hablamos de…

Cada Día de David Levithan

Cada mañana, A. despierta en el cuerpo y la vida de una persona diferente. Nunca hay aviso previo de dónde ocurrirá o quién será el elegido. Pero A. ya se ha hecho a la idea de ello, incluso tiene una serie de normas que sigue para vivir: nunca involucrarse. Pasar desapercibido. No interferir.  Todo está bien hasta la mañana en la que A. se despierta en el cuerpo de Justin y conoce a la novia de este, Rihannon. A partir de ese momento, las normas a través de las cuales se ha guiado siempre dejan de tener sentido. Porque, finalmente, A. ha encontrado a alguien con quien de verdad quiere estar… un día, y otro, y el día de después.

Cada Día nos explica la historia de A., una ¿persona? ¿alma? ¿ente? que, cada vez que despierta, lo hace como huésped de una persona distinta.
Cada día.

Con este hecho e introduciéndonos en su día a día desde la primera página, vivimos muchas vidas: un día es un chico, otro una chica, otro una chica con tendencias suicidas, otro un chico que tiene su primera cita o con el que asiste con su pareja al desfile del día del orgullo gay, … Pero todo cambia cuando, estando en el cuerpo de Justin, conoce a su novia Rihannon, de la que  se enamora perdidamente y se plantea, por primera vez, lo que le ocurre y por qué le ocurre.
A raíz de esto, la historia de complica cada vez más para nuestro protagonista que, queriendo pasar todo el tiempo posible con Rhiannon, sin importarle la apariencia que tenga, tiene algún que otro descuido y esto hace que sea medio descubierto por Nathan, quien quiere saber quién es y cómo hace lo que hace…

Además de todo el entramado de la propia historia, Levithan, con su pluma fácil y tan, tan ligera, nos transmite un sinfín de sentimientos, además de mucho en lo que pensar:

Llegamos a una esquina en la que hay algunas personas protestando por el desfile. No lo entiendo. Es como protestar porque haya gente pelirroja. Por lo que yo sé, el deseo es el deseo; el amor es el amor. Nunca me he enamorado de un género, sino de un individuo. Sé que a la gente le cuesta entenderlo, pero no sé por qué, cuando es tan obvio. (…) Me llama la atención el cartel de una de las personas que protesta: <<La homosexualidad es obra del diablo>> Una vez más, vuelvo a pensar en que la gente usa al diablo para justificar todas esas cosas que teme. – A.

¿Hay que definir a una persona, es más, querer a una persona, sólo, por cómo es por fuera?

Esto, A. no lo entiende.
(Él) es muchas personas y todas diferentes… Todas las veces que se encuentra con Rhiannon, es diferente. Distinto su aspecto y también su vida. Pero él no. Es la misma persona, con los mismos sentimientos…
Entonces, ¿Rhiannon podría enamorarse de él.. o ella? ¿Podría no preocuparse por su exterior? Y, lo más importante, ¿cabe la posibilidad de poder ser felices juntos?

Cada Día es una historia preciosa, fresca y original, aunque no busquemos el por qué, el profundizar en lo que es A., porque no lo vamos a encontrar. David no ahonda en este tema y nos deja con MUCHAS preguntas en el aire.

Con un lenguaje contemporáneo, una narración en primera persona, unos personajes muy humanos (que tanto podríamos ser tú o yo) y un ritmo constante y pausado (aunque con algunos momentos de tensión), tenemos, entre manos, una historia muy amena y rápida de leer, con un sinfín de mensajes hacia la sociedad de nuestro tiempo, hacia el respeto por la diversidad y el vivir y disfrutar la vida sin importar lo que digan o piensen los demás.

¿Y qué decir de la edición publicada por Editorial Molino (RBA)? Como bien os comenté ya en algún vídeo, me encanta tanto por el color de la portada como por su sencillez, que plasma la esencia de la historia de pies a cabeza.

Esto es lo que hace el amor; hace que quieras reescribir el mundo. Hace que quieras ser capaz de elegir los personajes, dibujar el escenario y decidir el argumento. La persona a la que amas se sienta frente a ti y deseas hacer todo lo posible, lo imposible, por llegar hasta ella. Y cuando estáis solos, solos en una habitación, jugáis a que lo habéis conseguido, jugáis a que así es como serían las cosas.

Este pasado mes de Abril se estrenó la adaptación cinematográfica. No la he visto, pero la verdad es que le tengo muchas ganas….
Os dejo el trailer por si queréis echarle el ojo:

¿Conocíais la historia de A.?
Si la respuesta es negativa, ¿qué os parece?

¡Contadme! 😀

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.